Durante su reinado en el mundo del fisicoculturismo, el actor desarrolló un “chaleco” que ayuda al crecimiento de los bicps.

Arnold es uno de los grandes ídolos en el mundo del fisicoculturismo y un ejemplo a seguir, ya que con el paso de los años formó uno físicos más impresionantes del mundo. Todo esto lo consiguió a base de su esfuerzo y dedicación en cada uno de sus entrenamientos.

(Foto vía: Youtube)
Este “monstruo” del fisicoculturismo dominó la escena a sus 23 años de edad durante los 70, época en la que ganó su primer título de Mister Olympia en Nueva York, posteriormente el austriaco plasmaría su dominio en la competición más famosa del mundo, pues la ganaría 7 veces más.
Uno de los músculos más difíciles de desarrollar y que más trabajo cuesta son los bicps y Arnold lo sabía es por eso que recurría a un “ARM BLASTER”, este era una especie de chaleco que le ayudaba a trabajar los brazos de manera mucho más estricta.

Ahora los practicantes de esta disciplina de todo al mundo han optado por poner en práctica esta táctica para ganar masa muscular.

Este chaleco bloquea los brazos y no permite el movimiento de los codos, por lo que los bíceps trabajan de manera más aislada y constante, evitando el balanceo en la espalda, lo que ayuda a soportar cargas más pesadas, ya sea con mancuernas o con barra. De esta manera evitaremos “Hacer trampa” con la espalda o los hombros, lo que reducirá el riesgo de una lesión.
A pesar de estar en pleno 2019 con todos los avances tecnológicos se ha recurrido a los principios básicos para la construcción de musculo, no cabe duda que la vieja escuela tiene la fórmula

También puedes ver: 

https://acironline.wpengine.com/salud/calistenia-el-complemento-perfecto-en-tu-entrenamiento-de-pesas/