- Publicidad -

Cuestionarnos nos ayuda a sobrellevar la pandemia

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

El 2020 fue un  año muy difícil para todos en el mundo, nos hizo darnos cuenta de lo frágil que puede ser la vida, nos cuestionamos más que nunca del porqué de muchas cosas, situaciones, decesos.

Lo que parecía duraría 40 días se fue prolongando, al principio todo era novedoso, hasta quizá el cambio nos sirvió y benefició a muchos.

Pasamos a vivir a una modalidad totalmente distinta a la que estábamos acostumbrados desde hace ya muchos años. Las actividades cotidianas, tanto familiares, laborales y sociales se fueron transformando, de manera drástica.

Han pasado muchos meses y durante este tiempo las cosas han tomado otra vertiente. Ya lo novedoso, misterioso e incierto ha pasado a convertirse en triste, desolado y devastador dentro de lo trágico para muchas personas, familias y países.

Ahora es necesario cuidarnos a nosotros mismos, porque de esa manera estamos protegiendo a la gente que amamos, también debemos de pensar en todos lo demás, en las personas que al igual que nosotros, quizá sufren.

Es importante que observemos cómo la vida es cíclica: después de algo bueno generalmente viene una dificultad, y después de una dificultad siempre vienen tiempos mejores.

Esta Pandemia  servirá para hacernos conscientes y nos ayudará a crecer y fortalecernos como personas.

Tenemos que tomar responsabilidad de la situación actual en la que nos encontramos, cuestionarnos, preguntarnos:

¿Qué cosas hay que agradecer a pesar de tanto dolor, angustia e incertidumbre que nos generan estos tiempos?

¿De qué manera hemos afrontado el revés de la vida, aislados, alejados, separados de nuestras familias, trabajos, escuelas, actividades, amistades?

¿Cuánto hemos sido capaces de amar a distancia, se han fortalecido nuestros lazos con las personas?

¿Hemos brindado ayuda a alguien más vulnerable que nosotros en estas circunstancias?

¿Cómo son nuestros vínculos afectivos, laborales, sociales ahora?

A partir de ahora la calidad de nuestros vínculos y la profundidad de nuestras conversaciones, dependen de nosotros, los gestos de amor, de perdón de ternura y compasión.

Debemos de buscar nuevas formas de expresarnos, de crear vínculos, comunicación. Valorar nuestra vida, la salud, nuestra familia, el trabajo, nuestro tiempo.

Muchas veces las cosas agradables y positivas que nos suceden normalmente las valoramos y agradecemos, pero las circunstancias no tan agradables nos cuesta mucho aceptarlas, nos quedamos enganchados en sentimientos de dolor, tristeza, y dejamos de largo lo que debemos aprender de cada situación que tenemos que experimentar para crecer como seres humanos.

Crecer con cada experiencia vivida, buena o mala, triste o alegre implica, aceptar lo que es, como es, eso nos ayuda para trasmutar el dolor por aprendizaje.

No podemos luchar con algo que no depende de nosotros, pero lo qué si podemos hacer, es adaptarnos, para a sobrevivir y sobre todo, sobrellevar esta pandemia.

Fuente: Andy Cornejo
TW: andy11_c  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]

 

Encuentra más notas de Andy Cornejo aquí

Imagen: Depositphotos/diego_cervo
- Publicidad -

No Te Pierdas: