- Publicidad -

Cuidemos nuestro bienestar espiritual y emocional

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Imagen: Depositphotos / christas

Sí escuchamos hablar de la palabra “Bienestar” inmediatamente imaginamos una persona que goza de buena salud física y mental, lo que proporciona un sentimiento de satisfacción y tranquilidad.

Resulta muy importante alimentar nuestra área emocional y espiritual para poder desarrollar todos nuestros talentos y potenciales internos.

Intenta hacer un esfuerzo para salir de vez en cuando de tu rutina, realiza proyectos que puedan revitalizarte y llenarte de nueva energía.

El bienestar espiritual y emocional, no es otra cosa, que aprender a disfrutar la paz y el sentido de autorrealización a través del manejo de emociones y sentimientos de acorde a la circunstancia que la vida presenta.

Una persona que posee serenidad mental, proyectará bienestar a nivel corporal, calidad de descanso, beneficios evidentes para la salud en general: disminución de estrés, presión arterial, depresión, ansiedad e insomnio.

Cuando actuamos de acuerdo a nuestras creencias y valores, estamos siendo leales con nosotros mismos. Somos capaces de experimentar serenidad, confianza y empatía, conocemos nuestras emociones y nuestro mundo interno.

Resulta muy importante cuidar de todos nuestros niveles, físico, emocional, psicológico y social para lograr mantener un equilibrio emocional y espiritual que nos brindé bienestar dentro de nuestra vida.

Sí te procuras, alcanzarás una imagen de ti de la cual estarás orgulloso, te aceptarás tal y como eres y entrarás en un estado óptimo para poder estar en una sana convivencia con tu entorno.

El bienestar dentro de nuestras relaciones personales nos ayuda a superar las situaciones de estrés y mantener relaciones saludables, al mismo tiempo nos vuelve más consciente de nuestras emociones.

Aprender a comunicar nuestros sentimientos a los demás sin herirlos, consiste en ser más asertivos para poder transmitir nuestras necesidades y sentimientos.

Las personas que gozan de un bienestar emocional, son personas capaces de manejar y controlar  sus sentimientos, no se dejan arrastrar por reacciones afectivas instantáneas ante un estímulo.

Una buena salud emocional se manifiesta por la capacidad para no dejarse llevar por los estados de ánimo negativos y preocupaciones.

Sí cuidamos de nosotros mismos de manera consciente, tanto espiritual como emocionalmente, conseguiremos encontrar equilibrio en nuestra vida.

Tratar de encontrar estabilidad espiritual y emocional nos ayudará a la convivencia con las persona dentro de un ambiente de paz y armonía. Es importante aceptar las diferencias de las demás personas y entender que somos internamente seres distintos.

Cuando hacemos un balance de nuestra vida podemos apreciar las cosas favorables de la vida y al mismo tiempo aceptar y reconocer el dolor en las situaciones no tan favorables que nos toca vivir.

Dedica tiempo a enriquecer tus relaciones sociales, porque las personas de tu alrededor serán el sustento de tu bienestar, ellos te proporcionarán una mayor gratificación personal.

Fuente: Andy Cornejo
TW: @Alejand60356051  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]
- Publicidad -

No Te Pierdas: