- Publicidad -

Cómo conservar hábitos buenos y no perderlos en el intento

- Publicidad -

Noticias en iHeartRadio México

Foto: aremafoto / Depositphotos.com

Si comenzaste a hacer ejercicio, comer saludable, organizarte mejor, llevar rutinas productivas, tener buenas relaciones personales, amarte mucho, cuidarte, ayudar a los demás y todo ello se ha convertido en hábitos que no quieres perder, sigue leyendo. 

Debes saber que cualquier objetivo o meta requiere hábitos constantes, habrá algunos que los lleves con facilidad, pero quizá tengas otros que acabas de incorporar y no quieres perder, esos son los importantes, el trabajo es convertirlos en automáticos.

Repite

Se necesita perseverancia y constancia para hacerlo, no te saltes los hábitos, no los postergues, no los dejes para después, hazlos aunque sea poco a poco pero hazlos una y otra vez, a diario.

Algunos recomiendan 21 días para un mantener un hábito, ya que es una teoría basada en estudios científicos llevados a cabo por el psicólogo William James, a finales del S. XIX.

El punto es repetir algo muchas veces hasta que eso se convierta en "cotidiano y normal" para ti, sin que lo veas como algo diferente, sino como algo que forma parte de tu vida como lavarte los dientes o vestirte.

Tómalo con calma 

Quizá haya momentos en los que retrocedas, no des más pasos atrás, detente, puedes hacer una pausa, descansar, reflexionar y volver a empezar. Para ver resultados de ese esfuerzo y constancia, sobre todo en hábitos, se requiere tiempo, así que paciencia.

Disfruta el camino

La mejor forma de dejar de sentir frustración o impaciencia por alcanzar logros, es disfrutar el camino, ¿cómo? Aceptando tu realidad y agradeciendo todo lo que tienes, eres ú[email protected] e irrepetible, por lo tanto tus sueños y objetivos también, piensa en ello cada vez que quieras compararte.

Es importante que te enfoques en el presente, dejar de pensar en exceso en el futuro, aprender del pasado, pero no traerlo a tu situación actual. Vive el aquí y el ahora.

Prémiate

Seguro tendrás un objetivo grande qué lograr, pero es importante marcar pequeños objetivos alcanzables a corto plazo para que tengas satisfacción de tu esfuerzo y al mismo tiempo motivación.

Por ejemplo, bajar cinco kilos en "x" tiempo dejando de comer comida chatarra, haciendo ejercicio, si lo consigues prémiate con una comida o alimento que hayas eliminado de tu dieta y que extrañes bastante.

Descansa

Son importantes los momentos de ocio, es ahí donde descubres creatividad y motivación, ponlo en tu plan y que también se convierta en un hábito.

Inspírate 

Algunas frases, dibujos, fotografías, conferencias y hasta un diario pueden ser tu motivación diaria para que no claudiques.

Busca apoyo

Una buena compañía ayuda muchísimo. Si puedes hacer ese objetivo junto a alguien como tu pareja, tu familia o tus amigos, se motivarán mutuamente.

Ayuda a alguien más

No hay mejor forma de aprender que enseñar, porque para eso necesitas profundizar mucho más para poder responder dudas, es una forma de interiorizar un contenido, así que vuélvete [email protected] y enséñalo.

¡Tú puedes! Cuéntanos cómo te va en el proceso.

- Publicidad -

No Te Pierdas: