- Publicidad -

Sentir emociones positivas ayuda a potencializar nuestra inspiración

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Las emociones positivas podrían ayudar a tu proceso creativo y de inspiración.

Cuando vibramos en positivo tenemos más claridad para tomar mejores decisiones, nos volvemos más creativos, empáticos y amables con todas las personas que interactuamos.

El sentirnos inspirados implica tener la capacidad de ver algo que hasta el momento, no lo veíamos, es esa emoción que produce esa nueva idea que llega a nuestra conciencia.

Cualquier idea que surge de nuestra mente, sí se maneja desde el corazón, el sentimiento se potencializa, le damos rienda suelta a la creatividad, aquella que se origina desde la inspiración.

Las emociones positivas nos ayudan a ser mejores personas, potencializan nuestros talentos y nos permiten enfocarnos en nosotros mismos para construir una vida con mayor pasión y propósito.

La inspiración, es aquello que evoca en nosotros algo especial, una fuerza que brota del ser, brindándonos sensaciones placenteras que nos permiten interiorizar y descubrir todo el potencial que llevamos dentro.

Enfocarnos en nosotros mismos y atender nuestras emociones, nos sirve  para construir una vida con mayor pasión y propósito.

Conectar con uno mismo en un entorno de bienestar absoluto hace que fluyan mejor las ideas.

La naturaleza es un marco perfecto de bienestar como escenario ideal que puede producir sensaciones y emociones agradables en todo nuestro cuerpo, ya que al estar en contacto con la naturaleza, la mente se siente desbordaba, al respirar aire puro, el ambiente se vuelve tranquilo y relajado.

La inspiración surge de manera natural, se expresa a través de suspiros, pareciera que alguien nos habla. Es así como la inspiración se genera internamente en momentos determinados a partir de ciertos estímulos emocionales.

En acciones y decisiones vamos construyendo nuestra vida en plena conciencia de quienes somos, por eso es muy importante conectarnos con la fuente de vida, esa que habita dentro de nosotros.

Las personas que trabajan en algo que les apasiona normalmente sienten amor, alegría, deseo, entusiasmo y optimismo, todo este conjunto de emociones provocan una acumulación de energía que se traduce en inspiración.

Nuestra fuente de inspiración nos conecta con nuestra esencia divina, nos ayuda a encontrar nuestras más grandes pasiones, deseos y anhelos, es un manantial que nos permite sentirnos vivos, plenos, felices, vibrando alto, en armonía con el universo y nuestro ser supremo.

Fuente: Andy Cornejo
TW: andy11_c  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]

 

Encuentra más notas de Andy Cornejo aquí

Imagen: Depositphotos / PetarPaunchev
- Publicidad -

No Te Pierdas: