- Publicidad -

El despertar de la conciencia a través del desarrollo personal

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

El despertar de la conciencia y el desarrollo personal van de la mano para una sano crecimiento individual.

Las crisis existenciales por las que pasamos en distintas etapas de nuestra vida, sirven para replantarnos muchas cosas que quizá ya no funcionan y debemos de corregir para poder seguir.

Al hablar de desarrollo personal estamos refiriéndonos a nuestra identidad y la toma de conciencia que impulsa el desarrollo de habilidades personales, potenciales y encuentros sensacionales.

Hacer un comparativo de nuestra situación actual con una situación pasada nos ayuda a darnos cuenta del crecimiento personal que hemos logrado.

Tú no eres quien crees que eres, no eres tu mente, no eres tu cuerpo, no eres nada de lo que te has identificado, creado, pensado.

Eres conciencia, neutral, impersonal, nuestra conciencia emerge, sin juicio, sin prejuicio, sensación de ser sólo un canal.

Adentrarnos en el desarrollo personal, nos motiva e inspira a observar nuestros pensamientos, a mirar hacia adentro y comenzar a cuestionar un sinfín de interrogantes.

Cuando sentimos dolor, tristeza, fastidio, dentro de nuestro ser, nuestra mente comienza a tomar control sobre nosotros mismos, nos juega malas pasadas porque nuestro ego toma control y se siente devastado, herido.

De nuestro ego se generan los vacíos, las carencias, las dolencias que van acumulándose, guardándose en la memoria de nuestro ser.

Cuando se presenta una situación complicada, triste, desesperanzada, es necesario parar, respirar, poner atención a nuestros pensamientos, sentimientos.

A través del desarrollo personal hacemos conscientes situaciones, circunstancias de vida, podemos sentir lo que hay dentro, nos susurran sensaciones, y llegamos a descubrir la voz de que emana desde nuestro interior.

Cuando te escuchas a ti mismo, comienzas a sentir, experimentar y vibrar una energía distinta, eres el motor, inspirador de tu propia historia de vida, no das control, ni el timón a alguien más, pues comienza la aventura de escuchar tu propia voz.

Es como si de repente vieras tu entorno de una forma distinta, nítida y con una nueva percepción, sensación.

Tú mismo puedes responder preguntas que están dentro de ti, cuando aceptes que eres consciencia, más que mente, ego y cuerpo, comienzas a comprender el camino de tu destino, tu viaje evolutivo, el despertar de la conciencia.

El desarrollo personal supone crecimiento y donde existe crecimiento, seguro se dará una trasformación personal: descubrimos que existe la independencia emocional, el amor propio y la libertad.

Te podría interesar: Reflexión: La brújula existencial

Foto: paulprescott / Depositphotos.com
- Publicidad -

No Te Pierdas: