- Publicidad -

Consejos para controlar el ego y vivir con amor

- Publicidad -

Noticias en iHeartRadio México

Foto: vkarafill / Depositphotos.com

El ego es un término que se utiliza en psicoanálisis para definir una parte de la personalidad que controla el cómo nos vemos a nosotros mismos en el mundo exterior. 

Pero, el ego puede tener un lado positivo y negativo, que va desde una buena autoestima a un egocentrismo excesivo, y esto depende de lo que hemos vivido. No significa que en sí sea bueno o malo, sino que es una forma que nuestra conciencia utiliza para crear experiencias.

Entonces, ¿por qué controlarlo? El problema es que nos limita, ya que lo que pensamos que somos puede afectar nuestras vivencias, al creernos merecedores o no merecedores de vivirlas.

¿Cómo saber que tu ego te está limitando? 

  • Te sientes ofendido muy seguido de lo que te dicen.
    Te tomas las cosas como una ofensa personal.
    Necesitas "ganar" a toda costa teniendo la razón absoluta.
    Tienes una necesidad de sentirte superior a los demás.
    Sueles pensar que el mundo se aprovecha de ti, etc.

¿Qué hacer? ¡Aquí una pequeña guía!

  • Entiende qué es el ego, una forma de obtener seguridad, ya que el ego nos ayuda a defendernos de lo que hemos sufrido, y a tapar ciertas debilidades para que no nos dañen, pero que si no lo controlamos puede tomar el control de nuestra mente y hacernos sentir miedo, envidia, y hacernos más daño etc.
  • Practica el vivir en el presente. El ego tiende a utilizar la mente como una forma de buscar seguridad y protección, pero muchas veces te lleva al pasado o al futuro de situaciones que no han pasado o que ya no tienen relevancia en este presente y que te hacen daño.
  • Dale su lugar. Al saber qué es y para qué sirve, entenderás que lo que busca es tu seguridad, pero que no tiene la verdad absoluta, no permitas que lo que pienses te limite a vivir experiencias agradables y satisfactorias.
  • No lo tomes personal, ni te sientas [email protected] Lo que te ofende sólo contribuye a debilitarte. Así que disfruta de tus vivencias sin pensar que el mundo está hecho para lastimarte.
  • Libérate de la necesidad de ganar y tener la razón siempre. No tiene por qué haber ganadores y perdedores, se trata de aprender, disfrutar, vivir experiencias y atesorarlas, al aprender entenderás que habrá errores y aciertos, también buenas y malas experiencias.
  • No necesitas ser superior. Piensa en tu crecimiento y que todos somos humanos, nadie es mejor o peor que otros, simplemente han vivido experiencias diferentes que los hacen reaccionar de determinada forma. Hay sabiduría y amor en todas las personas.
  • No busques tener por tener. Recuerda que por mucho que obtengas o ganes, tu ego te hará creer que no es suficiente. Estarás constantemente luchando por tener más y no obtendrás la satisfacción del proceso.
  • Tú no eres tus logros. Tus logros o carencias no te definen, sólo son parte de esas experiencias por vivir, son pasos, no metas.
  • Libérate de tu fama. La fama es lo que menos controlas, porque basas tu aceptación personal en la de los demás, sin que necesariamente vean la realidad, serás [email protected] de lo que los demás piensen.
  • Libérate de la culpa. Sentir culpa o culpar a otros por lo que se hace o se siente, es fortalecer el ego. Simplemente vive tus experiencias, perdónate y perdona.

Puedes hacer valer tus motivos y necesidades, pero también las de los demás. Mira hacia afuera también, observa, crea empatía, vive experiencias, disfruta lo que tienes, agradece con amor y vive el presente.

 

- Publicidad -

No Te Pierdas: