- Publicidad -

Extraordinario: “No puedes mezclarte si naciste para sobresalir”, la historia de Auggie Pullman

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Imagen: Corazón Films / Youtube

Emotiva, conmovedora y extremadamente hermosa, así es la adquisición más reciente de Netflix.

Una película que te hará sentir un sinfín de emociones de principio a fin y te dejará a ti, y a toda tu familia una hermosa reflexión sobre la vida, la valentía, el valor de la familia y los valores que debemos inculcar en las próximas generaciones.

“Extraordinario”, nos muestra la historia de un pequeño niño de 10 años llamado August Pullman, quien al nacer fue diagnosticado con un trastorno genético llamado síndrome Treacher Collins, el cual consiste en la mal formación de los pómulos, la mandíbula, las orejas, entre otros padecimientos, esta deformidad facial le impide a Auggie asistir a la escuela pública, pero ha llegado el momento de dejar las clases particulares e integrarse a la vida real dentro de una escuela pública.

Una cinta muy humana que es ideal para ver con los peques de casa, ya que les ayudará a empatizar con los demás niños.

YouTube video

La cinta está basada en la novela literaria de Raquel Jaramillo Palacio, “La Lección August”, la cual nos cuenta más a detalle las aventuras, aprendizajes y los pasajes dolorosos de la familia, amigos y del pequeñin August Pullman.

Tanto la película como el libro están llenos de lecciones de vida en cada tramo y paso del pequeño Auggie, nos enseña a superar los prejuicios, a ver con el corazón y no con los ojos, pero sobretodo nos incita a reflexionar sobre la vida y sus obstáculos, nos enseña a hacerles frente y superarlos con valentía.

Te recomiendo que primero lean el libro antes de ver la película, ojo ambas obras son maravillosas, pero no es lo mismo imaginar que verlo en una pantalla.
- Publicidad -

No Te Pierdas: