- Publicidad -

El espíritu navideño

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Imagen:Depositphotos / choreograph

Esta época del año debería de servirnos para reflexionar un poco acerca del verdadero significado de las fiestas navideñas.

El espíritu de la “Navidad” lo podemos describir como un pensamiento colectivo, relacionado con la importancia de dar y recibir, de agradecer y de esperar la llegada de quien nos traerá paz, amor, alegría y esperanza.

Nos preparamos para celebrar el nacimiento del “Niño Dios”, aquel que representa para muchas personas el sustento espiritual, es Jesús quien nace  en nuestro corazón.

Este año las celebraciones decembrinas serán distintas, hemos pasado por meses difíciles, aislados, hemos sufrido pérdidas humanas, inestabilidad económica, hemos estado alejados de los nuestros seres queridos debido a la pandemia.

Muchas personas suelen sentirse solas en estas fechas por distintas razones, la familia no está completa, viven solas, los recuerdos no son tan gratos, se sienten tristes, deprimidos.

Se han preguntado cuál es el valor sentimental que tiene para ustedes está época, qué recuerdos les arrojan, de qué manera viven y conviven en familia.

Es importante que fortalezcamos nuestro espíritu, reflexionemos, meditemos, perdonemos, amemos. Cambiar sentimientos de dolor, tristeza y temor, alegría, paz y amor.

En estas fiestas crecen los vínculos familiares que nos permiten crear memorias inolvidables.

Si alimentamos nuestro espíritu en estas fechas tendremos la oportunidad de reflexionar sobre lo que tenemos y lo que otros quizá carecen, valorar, agradecer las cosas materiales y las no tangibles que poseemos.

Sería maravilloso evitar el exceso de gastos desproporcionados y caos de compras y centrarnos en buscar un sentido más profundo, trabajar una conciencia de desapego y enfocarnos más en el sentido principal, espiritual de las celebraciones.

Realizar obras de caridad, actos que nos lleven a sensibilizarnos, como seres humanos. La caridad y el amor nos ayudan a crecer como personas.

Dada la situación mundial que atravesamos, resulta ideal compartir ilusiones, enviar mensajes de felicitación, obsequios virtuales, a las personas que queremos y que se encuentran a gran distancia.

Lo más importante es valorar y agradecer todo aquello que sí tenemos, limpiemos nuestro corazón de rencores, tristezas para darle un espacio al "Niño Dios".

Sin duda, serán distintas nuestras celebraciones navideñas, pero no olvidemos el verdadero sentido espiritual de las celebraciones: la unión, el amor y la convivencia familiar.

Fuente: Andy Cornejo
TW: andy11_c  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]
- Publicidad -

No Te Pierdas: