- Publicidad -

El valor del “aquí y el ahora” en nuestra vida

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Vivir en el presente es dejar las distracciones a un lado para centrarnos en el "aquí y el ahora" y poder aprender a reconocer nuestras emociones y sentimientos, siendo capaces de evitar que la tristeza de los recuerdos pasados o la ansiedad por el futuro nos paralicen.

Podemos apreciar la vida si prestamos atención a las maravillas que nos rodean, hay dos formas para lograrlo: puedes hacer consiente tu respiración o conectar con los latidos de tu corazón, tomándote el pulso.

Requiere poner nuestra atención en lo que estamos viviendo, es dejar, soltar escenas pasadas o futuras de nuestra mente.

Es darnos la oportunidad a través de  nuestros sentidos  descubrir, sentir y agradecer el hecho de estar y sentirnos vivos.

Porque esperar a que llegue una mala noticia, una enfermedad, una desgracia para cambiar nuestra escala de valores y prioridades.

Cuando vienen las preocupaciones a nuestra mente es porque estamos centrando nuestra atención en anticiparnos a pensamientos de culpa, temor, o preocupaciones que nos quitan la paz y hacen que entremos en estados de ansiedad.

En realidad nuestra mente se va llenando de infelicidad porque poco a poco vamos acumulando pensamientos, sentimientos y emociones no tan gratas que sucedieron en nuestro pasado o quizá que aún ni siquiera forma parte de nuestro futuro.

Es importante ver las cosas que nos pasan como aprendizajes, verles el lado positivo, aceptar las consecuencias de nuestros actos para evitar cometer los mismos errores del pasado.

Muchas veces nos desconectamos del nuestro porque estamos ocupando nuestra atención en una anticipación que sólo está en nuestra cabeza, y esto inevitablemente nubla la tranquilidad del presente.

El pasado y el futuro no existen, solo están en nuestra mente, es el presente el espacio temporal disponible en el que podemos actuar, cambiar, crear, trabajar por todo aquello que deseamos hacer realidad.

Aprendamos a ser tolerantes con lo que resulta incierto en nuestra vida para poder tomar mejores soluciones a los imprevistos que se nos puedan presentar en nuestro día, día.

Valorar nuestro "aquí y ahora" implica que podemos afrontar con la mejor actitud todo lo bueno y malo que nos sucede; además de que sabemos disfrutar cada situación, conectar con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea.

La vida no espera, no dejes escapar la oportunidad de disfrutar, arriesgar, intentar, cometer errores, levantarte para continuar experimentando cosas nuevas todos los días de tu existencia.

Cuando valoramos nuestro presente automáticamente agradecemos por poder estar, vivir en el ahora nos conecta con nuestro verdadero ser, valoramos el existir, y comenzamos a ver nuestra vida como un regalo.

Nuestra verdadera presencia es más que estar físicamente en un lugar, es estar conectados con nuestra esencia, nuestra interioridad en perfecta armonía con todo aquello que nos rodea.

El presente es el momento que tenemos y el cual es necesario valorar, es nuestro. El presente es el tiempo en el que vivimos, el pasado ya no existe y el futuro es incierto, no sabemos sí llegará.

La toma de decisiones determina el rumbo de nuestra vida, depende de cada uno de nosotros elegir el valor que le damos a las cosas en nuestra vida.

Podemos descubrir las oportunidades que tenemos a cada momento, disfrutar y agradecer por todo lo que nos rodea. Apreciemos y valoremos lo que hoy somos, tenemos, hacemos y a quienes se encuentran cerca de nosotros.

Mantenerse en el presente requiere un poco de entrenamiento de lo que hago, quiero y lo que siento en cada momento de la vida: estar conscientes de que ese momento, ese lugar solo existe "Aquí y el ahora".

Fuente: Andy Cornejo
TW: andy11_c  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]

 

Encuentra más notas de Andy Cornejo aquí

Imagen: Depositphotos / fizkes
- Publicidad -

No Te Pierdas: