- Publicidad -

El compromiso: comienza con uno mismo

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Foto: Depositphotos / dmbaker
Una persona comprometida con ella misma logra trascender, vive más plena porque hace lo que dice en total convencimiento, no por obligación, sino porque está consciente que necesita  esmerarse y trabajar para conseguir las metas que se trazó.

Recuerdas cuando fue la última vez que decidiste comprometerte a realizar algo y fallaste en el primer intento, perdiste el interés y tiraste la toalla, antes de comenzar con lo que habías dicho que harías.

Cuando decides hacer algo en tu vida y terminas por no realizarlo, poco a poco pierdes el sentido y la dirección de tu camino.

Ante una situación de debilidad,  pensemos  en todo aquello que nos impide continuar, las barreras mentales que nos limitan y nos llevan a claudicar ante los compromisos adquiridos.

Es necesario en primera instancia reconocer nuestros talentos y nuestros limitantes para poder comprometernos con actividades que realmente se encuentren dentro de nuestra realidad y nos generen satisfacción, en vez de frustración.

Comienza comprometiéndote con pequeñas cosas, observa lo bien que te sientes cuando logras concluir con algo que comenzaste, enfrenta tus temores, no permitas que tu mente te dominé, con calma y confianza, libérate y logra convertirte en una persona que cumple con lo que promete, digna de fiar.

La responsabilidad y la fuerza de voluntad son elementos que nos acercan a comprometernos de manera satisfactoria y eficaz con las tareas que asumimos. Se necesita valor para comprometernos a ser nosotros y no lo que otros quieren que seamos.

El compromiso con uno mismo tiene que ver con encontrar sentido a la vida, se trata de tenacidad, perseverancia, voluntad y esfuerzo para no rendirse ante las adversidades de la vida.

El esfuerzo y el respeto hacia nosotros mismos nos facilitan y beneficia nuestra convivencia con las personas.

Llevar una vida satisfactoria depende de cada persona, de las actitudes y comportamientos, de escoger la manera de enfrentar cada etapa de nuestro crecimiento personal.

El compromiso con uno mismo inicia al asumir de cierta manera la toma de consciencia, responsabilidad, valor, entrega  y voluntad. Cumplir con ciertos objetivos de manera responsable, poniendo el mayor esfuerzo en cada acción.

El primer compromiso que debes adquirir es contigo mismo, ya que al cumplir con lo pactado ante cierta situación de tu vida, te conviertes en alguien que es fiel a sí mismo y digno de confianza para los demás.

Lo principal es estar bien consigo mismo, para después poder dar el siguiente paso: comprometerte con alguien más. 
Fuente: Andy Cornejo
TW: andy11_c  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]
- Publicidad -

No Te Pierdas: