- Publicidad -

Cómo convivir con una persona tóxica sin que te haga daño

- Publicidad -

Noticias en iHeartRadio México

Una persona tóxica puede estar en tu vida sin que te des cuenta. Pero antes de que pegues un salto de susto o te sientas víctima, es bueno analizarse primero. 

A diario nos relacionamos con personas y con algunas nos sentiremos mejor que con otras, existe una conexión o intereses en común. Otras, la relación es necesaria pero no tan satisfactoria.

Cómo identificar a una persona tóxica 

Para identificar a una persona tóxica en tu vida, lo primero que tienes que evaluar es el cómo te sientes con ella. No se trata de juzgar, habrá personas que son tóxicas contigo, pero con otras no. Se trata de la combinación, ni te sientas la víctima, ni el villano o la villana.

Una persona tóxica inundará el ambiente de emociones negativas, habrá tensión, te sentirás agotado física y mentalmente. No asumen responsabilidades, culpan a otros, sienten miedo constante, hablan mal de otros y provocan conflictos.

Si ya tienes bien identificada a esa persona tóxica, quizá lo que busques ahora es el cómo hacerle frente. En algunos casos es imposible evitarla, ya sea que esté en el trabajo o sea una persona de tu familia. ¿Qué hacer para que no te haga daño? ¡Aquí te compartimos algunos consejos!

No intentes razonar con esa persona tóxica 

Intentar cambiar a los demás es una pérdida de tiempo. La persona tóxica tiene que darse cuenta de su situación y aún así es un trabajo que lleva tiempo y conciencia. Lo que debes hacer es enfocarte en ti, eres la única persona que puedes cambiar.

Pon límites 

Si ya notaste que ciertas pláticas detonan su lado agresivo, chantajista y tóxico, entonces evítalas. No entres a ciertas conversaciones, no les cuentes demasiado sobre tu vida personal como si fueran tus mejores amigos.

Y sobre todo delimita el tiempo que pasas con esa persona tóxica, es muy importante que los límites los pongas tú. No de forma tajante, pero sí muy consciente de lo que quieres compartir y de lo que no.

Enfócate en tus emociones 

Si una persona te hace daño, no importa si es tóxica o no, no se trata de esa persona. Nadie te puede dañar si tú no lo permites. Entonces, la clave es trabajar tu inteligencia emocional, tu autoestima y tu mente.

¿Cómo reaccionas bajo presión? ¿Cómo reaccionas ante las críticas, el abuso, el chantaje? Analízate a ti primero para identificar por qué te duele estar con esa persona.

No te contagies de un comportamiento tóxico 

Cuando una persona tóxica se queja o se hace la víctima es muy fácil entrar en ese juego. Entonces, te darás cuenta que tú también terminaste criticando, quejándote o compadeciendo a esa persona.

No entres en el juego tóxico. Si empiezas a notar comportamientos o actitudes negativas, pon un freno de lleno y retírate.

Sé empá[email protected] y comprensivo 

Las personas tienen un pasado y un por qué de su comportamiento. Piensa en ello, en su historia en su pasado. Puedes entender entonces por qué lo hace, pero eso no significa que permitas que te afecte.

No les des demasiada atención 

Si te enfocas en criticar a esa persona tóxica, entonces caerás en su juego. Si sientes enojo o tristeza por su comportamiento, enfócate en ti y en por qué te lo detona. Tú también tienes un pasado y lo que está haciendo esa persona es mostrarte una parte de ti que no ha sanado.

No lo tomes tan personal 

Mantente al margen de sus comentarios y de su actitud. Recuerda que no lo hacen de forma consciente y que muchas veces nada tiene que ver contigo, sino con su historia personal.

En suma, enfócate en ti, en sanar lo que te corresponde, en poner límites y en no involucrarte en su juego tóxico. Poco a poco y atendiéndote a ti con amor, verás que esas personas solitas se alejan.

Te podría interesar: Qué es el chantaje emocional y cómo lidiar con él

Foto: Jim_Filim / Depositphotos.com
- Publicidad -

No Te Pierdas: