Lejos de encontrar una fecha de caducidad o parecer anticuada, la música de Joy Division es de las pocas que cobra más relevancia y suena más vanguardista conforme pasa el tiempo.

A cuatro décadas de la publicación de su disco debut, Unknown Pleasures, las canciones de Ian Curtis, Stephen Morris, Peter Hook y Bernard Summer, esconden aún múltiples capas de complejidad musical y discursiva bajo estructuras aparentemente simples.

Con firmes raíces asentadas en el punk, el grupo consolidó un sonido propio y por completo reconocible, que puede apreciarse no sólo en sus propios discos, sino también en la obra de incontables agrupaciones que surgieron en la posteridad.

Por su insondable influencia en la música popular, vale la pena echar una mirada retrospectiva y analizar algunas de sus canciones más importantes.

 

01 – “Transmission”

La carta de presentación de Joy Division, su primer sencillo, aunque no aparece en ninguno de sus dos álbumes de estudio. Parece ser un venenoso dardo contra el show business de la industria musical: un irónico llamado a bailar inconscientemente al ritmo que dicta la radio, a desentenderse del mundo y la realidad, a diluir el lenguaje y rendirse ante los sonidos y beats. «Dance, dance, dance to the radio!»

 

02 – “Shadowplay”

Quizá la pieza más compacta, balanceada y potente que salió de Unknown Pleasures. Por momentos rozando los terrenos del heavy metal, Curtis entrega una de sus performances vocales más intensas, sobre una base rítmica impecable. Por otro lado, Bernard Summer alcanza aquí una temprana cima suya como guitarrista, con líneas que dictan la gran dirección melódica del tema.

 

03 – “Disorder”

Un testimonio de la deteriorada salud física y emocional de Ian Curtis. Habla sin tapujos de los problemas de epilepsia que siempre le atormentaron, de la maraña de pensamientos obsesivos que le aquejaban. ¿Podrían estas sensaciones hacerme sentir los placeres de un hombre normal?, se preguntaba, de forma más bien retórica.

 

04 – “Isolation”

El trastorno de ansiedad social convertido en canción. Con cierto dejo a Kraftwerk y engañosos sintetizadores, “Isolation” guarda una de las letras más crudas y sinceras de Ian Curtis. Miedos, fobias, autocompasión, la incapacidad de vincularse con el mundo exterior. Ian disfrutaba la soledad, pero no necesariamente estaba preparado para ella.

«Madre, lo he intentado, por favor créeme
Lo hago lo mejor que puedo
Me avergüenzo de las cosas por las que he pasado
Me avergüenzo de la persona que soy»

 

05 – “Digital”

Una infecciosa línea de bajo es el gancho para adentrarse en la caótica mente de Ian Curtis y su perspectiva de la monotonía del día a día, de la pasividad de la grisácea Manchester de finales de los setenta. Fue, por cierto, la última canción que la banda interpretó en vivo, el 2 de mayo de 1980, justo antes de que Curtis se quitara la vida.

 

06 – “She’s Lost Control”

Ian escribió esta pieza en honor a una chica que, al igual que él, padecía epilepsia.

Cuando trabajaba en una oficina en la que se asigna empleo a personas discapacitadas, el cantante atestiguó varios de los violentos ataques epilépticos que la mujer sufrió durante sus citas. Estaba desesperada por hallar un trabajo.

En algún punto la chica, de nombre desconocido, dejó de acudir al centro de rehabilitación ocupacional. Curtis se enteró después de que había fallecido a causa de su enfermedad. La imagen permaneció en su memoria.

 

07 – “Love Will Tear Us Apart”

La crónica de una ruptura matrimonial, de un amor cuyos artífices prometieron que duraría para siempre. El trauma de descubrir cuán diferente es la persona con la que se planeó compartir toda una vida.

Frustración, resentimiento, impotencia, desengaño, resignación. Es una oda de Ian a su fallida relación con Deborah Curtis. Su último grito de auxilio antes de abandonar este plano.

 

08 – “Atmosphere”

Quizá el tema más solemne que Joy Division llegó a componer. La poesía de Ian Curtis alcanza aquí un punto de singular belleza, de gran introspección. Fue su manera de describir su lucha interna. Su barítono proyecta una expresividad inaudita.

«Your confusion, my illusion
Worn like a mask of self-hate
Confronts and then dies»

 

09 – “New Dawn Fades”

“Sería difícil encontrar un lugar más oscuro en la música que Joy Division. Su nombre, sus letras y su cantante fueron una nube negra tan grande como cualquiera del cielo” – Bono (U2).

 

10 – “Ceremony”

Un tema que se le puede acreditar tanto a Joy Division como a New Order. La carta de despedida de una efímera agrupación musical que cambió el rostro del rock británico y el inicio de un proyecto que sería clave para el desarrollo de la música dance y electrónica. El puente entre dos mundos.

 

Bonus track / el pilón: “Love Will Tear Us Apart” (Permanent Mix)

Incluida en el compilado Permanent, de 1995, se trata de una radiante versión alterna del mayor clásico del grupo. Las diferencias son sutiles, pero están ahí. Sólo hay que prestar atención, especialmente al final de la canción. Un gran mix.

No te pierdas:

Las películas biográficas de músicos que no te debes perder