10 de las mejores segundas partes en la historia del cine

- Publicidad -

Noticias en iHeartRadio México

Hay secuelas de películas cuyo principal objetivo es recaudar más dinero a partir de una primera parte exitosa. Representan una apuesta segura y en algunos casos hasta innecesaria, pues a veces manchan el nombre de producciones excelentes que debieron haber tenido una sola entrega.

Sin embargo, hay otros casos en los que estas segundas partes están más que justificadas y resultan ser tan o más buenas que sus predecesoras. La siguiente es una lista de secuelas de blockbusters, de trancazos comerciales cuyas primeras partes fueron realmente buenas, pero su continuación estuvo a la misma altura o resultaron incluso mejores.

El Padrino. Parte II (The Godfather Part II, 1974)

Elegir cuál es la mejor película de El padrino es una cuestión bastante complicada. Tanto la primera como la segunda parte —olvidemos que hubo una tercera— son obras maestras que bien podrían considerarse partes inseparables de una sola y épica historia.

En cuanto a la parte II, se trata de una devastadora tragedia gángster, un hipnotizante relato de poder, corrupción y traición, con una dirección cinematográfica y artística soberbia, inaudita para la época.

 

Star Wars: Episodio V - El Imperio contraataca ( Star Wars: Episode V - The Empire Strikes Back, 1980)

Si bien se trata del quinto episodio en la cronología de Star Wars, en realidad esta fue la segunda película de la saga que se exhibió en cines. Y vaya que cumplió con las altísimas expectativas que había a su alrededor. No por nada suele considerarse el mejor capítulo de la trilogía original.

Además de ser mucho más espectacular en lo visual que A New Hope, también ayudó a expandir la mitología de Star Wars a niveles insospechados, con momentos emotivos, giros inesperados y excelente diálogo. Ha resistido muy bien el paso del tiempo, y es capaz de sorprender igual a nuevas generaciones cuando la ven por primera vez.

Batman: el caballero de la noche (The Dark Knight, 2008)

En realidad, toda la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan mantuvo un gran nivel. Pero la segunda parte se mantiene como la favorita de casi todos aquellos que la vieron. Y ese es solo uno de los muchos méritos de la cinta.

Batman Begins fue una gran introducción al mundo de Bruce Wayne, su background y  motivos personales. The Dark Knight la superó entregando a uno de los mejores villanos no solo de las películas de superhéroes, sino del cine en general. Nolan construyó una fascinante jungla urbana con un sentimiento noir único, que no solo es fiel al personaje y al cómic, sino que lo excede también. Llevó a otro nivel las películas basadas en historietas.

 

Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: Judgement Day, 1991)

La primera Terminator fue más bien una extraña película de horror y no tanto de acción. Judgement Day, por otro lado, fue completamente distinta: desde el hecho de que el antiguo villano ahora era el héroe, hasta las cuestiones más complejas de viaje en el tiempo y los nuevos personajes que introdujo. Además, la acción fue mucho más abundante y espectacular.

La cinta estableció nuevos estándares en lo que refiere a efectos visuales generados por computadora. El T-1000 fue el primer personaje del cine parcialmente generado por computadora. Y en este apartado, la cinta ha envejecido con gracia.

 

Spider-Man 2 (2004)

Aunque a la primera cinta de Spider-Man protagonizada por Tobey Maguire se le nota el paso del tiempo en lo que refiere al guión y a lo técnico, la segunda destacó más por el desarrollo de sus personajes y su acercamiento al lado más humano de Peter Parker.

El conflicto de Spider-Man ya no era solo con un antagonista, sino también con sus desafortunadas circunstancias, sus responsabilidades y sus relaciones personales. A su vez, Alfred Molina desempeñó un memorable papel como el Doctor Otto Octavius, lo que en suma dio por resultado una cinta emotiva y extraordinariamente entretenida, con sus dosis justas de humor (tan típico en las cintas de Raimi) y mucha acción.

 

Toy Story 2 (1999)

Luego de una primera parte que parecía insuperable, Pixar nos sorprendió con una secuela que fue mejor en todo aspecto: una animación mucho más detallada, una gran historia y nuevos personajes que encajaron de inmediato con los ya conocidos. En esta secuela, el microuniverso de Toy Story de pronto ya no parecía tan pequeño. Además, el trabajo de voces fue impecable, tanto en su idioma original como el doblaje en español. Luego de su estreno, el cine animado nunca volvió a ser el mismo.

 

X-Men 2 (X2, 2003)

La segunda parte de X-Men se enfrentó al complicado reto de mostrar en pantalla a todos los mutantes de la primera cinta, pero también al de añadir a nuevas caras y encontrar un balance. Bryan Singer no solo lo consiguió con creces, sino que lo hizo con una efectiva mezcla de acción, drama y una pizca de humor.

El antagonista, William Stryker, pese a ser no más que un humano, resultó mucho más amenazante de lo que hubiéramos imaginado. Y en general, X-Men 2 fue clave para que se tomara más en serio a las películas basadas en cómics. Hasta ese entonces fue quizá la mejor película de su tipo.

 

Mad Max 2 (1981)

La primera parte de Mad Max fue solo la antesala de una secuela llena de más acción, increíbles persecuciones vehiculares y un rico mundo post-apocalíptico con personajes mucho mejor desarrollados que en su predecesora. Y lo mejor es que uno podía disfrutarla y entenderla sin haber visto la primera parte.

La tercera película tuvo un presupuesto bastante mayor, pero perdió parte del encanto de Mad Max 1 y 2, y representó un ligero declive cualitativo que fue enmendado de manera espectacular en la reciente Mad Max: Fury Road. Sin duda una saga que vale la pena verse de cabo a rabo.

 

Volver al Futuro II (Back to the Future Part II, 1989)

Cuando se trata de Volver al futuro, siempre sale a flote el debate sobre si la primera parte es mejor que la segunda o viceversa (la tercera rara vez disputa ese título). Y es que la parte II fue un cambio radical y refrescante para un concepto que ya de por sí era genial. La trama y sus líneas temporales se complicaron a un grado de lo más entretenido.

El futuro hipotético imaginado por Robert Zemeckis resultó a la vez gracioso y atrayente, con sus anuncios 3D de Jaws 19, patinetas voladoras y extravagantes modas para vestir. Michael J. Fox interpretando a su propia familia del futuro sigue matándonos de risa.

 

El Señor delos Anillos: Las Dos Torres (Lord of the Rings. The Two Towers, 2002)

Las Dos Torres amplía la visión de Peter Jackson sobre el mundo creado por J.R.R. Tolkien. Hay más batallas, así como más profundidad emocional y narrativa. En esa Batalla del Abismo de Helm, el director Peter Jackson sabiamente se aleja del caos sobrecogedor para mostrar el terror de quienes se esconden dentro de las murallas de la ciudad, esperando silenciosamente su destino.

Entre escenas de acción, se toma un tiempo para detenerse en el dolor de un padre por la muerte de su hijo, la improbable amistad de un árbol parlante con dos hobbits y la destacada actuación de Andy Serkis como Gollum. El personaje podría haber sido considerado como un simple monstruo patético, pero Jackson le da a Gollum el espacio para brillar en Las dos torres, y termina convirtiéndose en parte central de la trilogía.

Imagen destacada: Youtube / Warner Bros, StudioCanal, Sony Pictures

No te pierdas estas otras interesantes notas del mundo del cine

- Publicidad -

No Te Pierdas: