Aunque la mejor recomendación para evitar que la basura afecte al medio ambiente es reducir el consumo de ciertos materiales, lo cierto es que se siguen consumiendo.

Así que lo que está en nuestras manos no sólo es reducir, sino también reciclar. ¡Es muy importante! Esto evitará que puedan afectar al medio ambiente.

Puedes reciclar tú mismo utilizando materiales para crear otros objetos o también separando la basura, son pasos muy sencillos, pero que pueden ayudar en gran medida a tener un mundo mejor.

El primer paso es saber qué materiales deben separarse y se pueden reciclar. ¡Aquí una lista!

Envases de plástico

El plástico tarda alrededor de 700 años en degradarse, pero también puede volver a utilizarse, así que puedes empezar a separar en bolsas diferentes las botellas de agua, detergente, botellas de productos de higiene personal o las bolsas de frituras.

Envase de cartón o tetrapack

Estos son los envases de la leche o jugos, también pueden ser reciclados, así que sepáralos en una bolsa diferente al del papel y del cartón.

Latas

Es muy común consumir productos que se encuentran en latas, sobre todo que conservamos en nuestra alacena, estos también son materiales que se pueden reciclar.

Envases de papel y cartón

Revistas, periódicos viejos, caja de cereales, de zapatos, papel de impresora o de cuaderno, cartas y sobres, bolsas de papel, cartones de huevo, carpetas, directorios de teléfono y otros libros con pasta suave.

¡OJO! Regularmente no se reciclan libros de pasta dura, papel de baño, servilletas, platos desechables sucios, fotos, papel encerado, sobres con envoltorio de plástico de burbujas.

Vidrio

Este tipo de material pasa por un proceso de lavado y fundición para poder ser reciclado al cien porciento, así que es muy importante separarlo debidamente en contenedores diferentes a los anteriores.

Metal

Se puede reciclar latas de jugo, refresco, cerveza, papel de aluminio, charolas de aluminio, platos de aluminio de pastel o pay, contenedores de aerosol.

Pilas y baterías

Este tipo de materiales tienen componentes altamente contaminantes, por eso es muy importante llevarlas a contenedores de residuos peligrosos, no se reutilizarán, pero se desecharán de forma adecuada para evitar que dañen el medio ambiente.