Foto: IgorVetushko / Depositphotos.com

Quienes tienen un perro saben de esa lealtad y cariño que expresa hacia su dueño. Pero, ¿es realmente amor o significa otra cosa?

Algo muy característico de los perros es que te siga a todas partes, incluso si vas al baño.

Lo primero que debes saber que los perros son animales cuyo instinto natural es convivir en manada, en donde siempre existe un líder que los protege y cuida.

Y también que tu perro te siga a todos lados puede deberse a diferentes factores, te contamos cuáles son:

Te devuelve el favor

También te protege, si tú lo haces con él, lo que está haciendo es devolverte el favor protegiéndote de algún daño que pudieras sufrir.

Te considera parte de su “familia”

Y esa familia es la manada, tú formas parte importante y te cuidará y protegerá, así como él busca lo mismo de ti.

Buscan comida

Esta es otra razón, sobre todo si hay comida cerca o tiene hambre y no te has dado cuenta que no tiene nada en su platito.

Busca jugar y socializar

Los perros son altamente sociables, les gusta convivir con sus dueños y también jugar, no importa la edad que tengan, aunque la intensidad vaya bajando conforme pasan los años.

Busca caricias y mimos

A los perros les encantan las caricias y los mimos, así que te buscará cuando estés más cómodo para que le brindes ese afecto que tanto le gusta.

Siguen a la persona más amable

Suelen buscar a la persona que los hace sentir más cómodos, no necesariamente al líder de la manada, porque saben que resolverás sus necesidades.

Cuándo se vuelve un problema de conducta

  • Cuando estás fuera de casa el perro destruye todo lo que encuentra a su paso.
  • Al estar solo no se cansa de ladrar y molestar a los vecinos.
  • Tiende a orinar o defecar por todas partes, aunque esté entrenado.
  • Te recibe de forma exagerada y se deprime cuando te vas.
  • Tiene comportamientos inseguros, asustadizos y dependientes.
  • No puede quedarse solo y gestionar su soledad de forma adecuada.