- Publicidad -

Cómo saber tu tipo de piel para elegir los productos adecuados

- Publicidad -

Noticias en IHeartRadio México

Foto: puhhha / Depositphotos.com

Saber qué tipo de piel tienes te ayudará a elegir de forma correcta productos para humectar, combatir acné y hasta el maquillaje, esto hará que tu piel luzca impecable y reluciente. 

Y es que no a [email protected] les funcionan los mismos productos, precisamente por el tipo de piel, así que ya te imaginarás lo importante que es conocerlo.

Existen cinco tipos de piel: normal, grasa, mixta, seca y sensible. ¿Tú sabes cuál es el tuyo? Se trata de sensaciones, aquí te damos una pequeña guía.

Piel normal

No sufres tanto de granitos, tienes los poros pequeños y tu piel no se irrita o enrojece fácilmente, son señales de una piel normal. Suele tener un lindo equilibrio, no es ni muy seca, ni muy grasa y tampoco tiene manchas.

Piel grasa

Suele ser un tipo de piel con poros grandes, una sensación grasosa cuando te tocas la cara y que se va agravando durante el día, tu piel suele brillar en exceso y tiene imperfecciones más notorias por todo el rostro, la ventaja que tienes si la sabes cuidar bien es que se notarán menos los signos de envejecimiento.

Lo más recomendable para este tipo de piel es utilizar productos con ingredientes anti bacterianos para equilibrar la cantidad de grasa que produce tu piel.

Piel mixta

Este tipo de piel se caracteriza por tener una sensación de grasa en la zona T, o sea frente nariz y barbilla, pero el resto del rostro es de apariencia normal o hasta podrías sentir las mejillas secas.

Piel seca

Si al tocar tu rostro lo sientes áspero, escamoso o súper tenso, son señales de una piel seca, eso quiere decir que retiene menos humedad, lo que provoca líneas de expresión más notorias, pero también es muy fácil mantenerla humectada teniendo a la mano productos específicos para tu tipo de piel.

Piel sensible

Este tipo de piel salta a la vista porque suele estar roja, irritada y tener pequeños bultos, sobre todo por factores ambientales como el sol o el polvo, también tiene otras señales como poros pequeños y resequedad, suele ser el tipo de piel que debes cuidar muchísimo.

**

Esta es una pequeña guía, pero no debes confundir los tipos de piel con problemas dermatológicos. Los trastornos de la piel son problemas que aparecen en los diferentes tipos de piel, no importando su tipo. Ante cualquier duda, no olvides consultar con un especialista.

 

- Publicidad -

No Te Pierdas: