- Publicidad -

“Gaslighting”, el abuso emocional que no sueles notar

- Publicidad -

Noticias en iHeartRadio México

El término "gaslighting" se usa para definir un tipo de abuso o manipulación emocional, que es sutil y que en muchas ocasiones la víctima no se da cuenta de sus efectos hasta ya muy tarde, cuando las consecuencias la han afectado de manera emocional y mental. 

Este abuso es utilizado para que la víctima dude de sí misma, de su criterio, lo que hace que la persona que lo padece se sienta confundida o que dude al grado de creer que es ella una "mala persona".

Frases como: "estás [email protected], eso no pasó así", "eres muy [email protected]", "no se puede hablar contigo porque eres muy sensible", "yo nunca dije eso, te lo estás imaginando", son muy comunes en una persona que está ejerciendo abuso psicológico en otra, haciéndola dudar de sus propias emociones.

**

El término "Gaslight", proviene de la película del mismo nombre en la que un hombre manipula a su mujer para que crea que está loca y así robar su fortuna escondida.

**

Otra forma de encubrir el maltrato es con supuestas bromas. Cuando la persona expresa que se sintió mal por algún comportamiento, el abusador responde "tú eres muy sensible, era una broma".

El punto es cambiar la percepción de lo que se siente al grado de creer que se exagera o es demasiado sensible. Esta manipulación es muy peligrosa porque es sutil y puede hacer que se dependa del abusador, porque la víctima duda constantemente de sí misma.

Efectos psicológicos del "gaslighting" en las víctimas:

  • La persona duda de su memoria. Cree que lo que recuerda no lo vivió o no ocurrió como piensa.
  • Duda sobre su razonamiento y su capacidad de tomar decisiones.
  • La víctima suele creer que tiene un problema mental.
  • Su autoestima se ve mermada porque se enfrenta al "ninguneo" o a la desaprobación constante.
  • La víctima adopta un papel de sumisión.
  • Depresión y ansiedad.

Si ya te diste cuenta que estás en una relación de abuso psicológico, ¿qué puedes hacer?

Trabaja en tu autoestima. Es lo más importante a reforzar, el trabajo de amor propio es constante y es de todos los días. No es egoísmo, es cuidado personal, comienza desde el comer saludable, hacer ejercicio, hasta el hacer actividades que te gusten y priorizar tus necesidades antes que las de los demás.

Deja de buscar aprobación. Esta es una de las principales debilidades que ataca el abusador. El buscar que alguien más apruebe lo que sientes, te hará depender de los demás. Lo que sientes, lo sientes, nadie te tiene que decir que está bien o está mal.

Rétate a ti [email protected] Si crees que no puedes realizar ciertas actividades porque dudas de ti, empieza con pequeñas cosas. Aprender algo nuevo, buscar cómo hacerlo por ti [email protected] Rétate a hacer algo que antes no te atrevías.

Dale importancia a tus emociones. Todas tus emociones son valiosas porque son la puerta a entenderte y conocerte. Reprimirlas, sobre todo las negativas, hará que salgan con mayor fuerza en algún momento.

El enojo, la ira, la tristreza, la frustración, siéntelas y date un momento para averiguar qué te están tratando de decir.

Tú tienes el poder sobre tu mente. Recuérdalo siempre, tus pensamientos y emociones son sólo tuyas. Nadie te puede decir qué sentir o cómo sentirte. Tus pensamientos pueden jugarte una mala pasada si no los controlas. Háblate bien, háblate bonito. ¡Tú puedes!

Mantén firmes tus límites. Si no apruebas bromas pesadas, si no te gusta el comportamiento de alguien más, no permitas que te engañe haciéndote creer que eres [email protected] o muy sensible. Si no te gusta, no te gusta y punto. Mantente firme en eso.

Cambia de entornos sociales. A veces lo que necesitas es un cambio de aires, si no puedes cambiar mucho a las personas de tu alrededor por cuestiones familiares o de trabajo, busca otros ámbitos en los que te sientas bien, por ejemplo, toma clases de algo que te apasione.

Confía en tu intuición. Lo que sientes es válido y nadie te puede decir lo contrario. Tu trabajo es escuchar la emoción, el sentimiento, el pensamiento y ver cómo te puede ayudar a ti y no en ver cómo le puede incomodar a los demás.

Pide ayuda. Un especialista te podría guiar para dejar pensamientos estancados que no te permiten salir de una relación de abuso. Si crees que [email protected] no puedes hacerlo, busca ayuda.

Tu salud mental y bienestar siempre serán primero. Te compartimos este video para explicarte más el tema.

Te podría interesar: Qué es el chantaje emocional y cómo lidiar con él

Foto: LeleMezzadri / Depositphotos.com

 

- Publicidad -

No Te Pierdas: