- Publicidad -

Valora el presente

- Publicidad -
Angel Ponce
Licenciado en Ciencias de la Comunicación, entusiasta, cinéfilo, amante del rap mexicano y fiel aficionado al fútbol nacional e internacional, fotógrafo amateur de conciertos y entrevistador de talentos emergentes, así como de estrellas consolidadas.

Noticias en iHeartRadio México

Foto: Depositphotos / mavoimages

Actualmente estamos viviendo una época de reflexión, estos últimos meses han venido a cambiar nuestros estándares personales, familiares, sociales, culturales, etc.

Ahora que nos encontramos aislados, tenemos que valorar y restructurar nuestro formas de pensar y de actuar.

¿Qué es lo más importante en su vida en estos momentos? ¿Cuáles son sus  prioridades ahora?

El presente es siempre nuestro mejor momento, porque es el resultado de las experiencias que hemos tenido a lo largo de nuestra vida.

Nuestro pasado nos sirve de referencia para no repetir patrones de conducta y lograr construir un futuro que brindé mejores resultados a nuestra existencia.

En el pasado quizá le dábamos prioridad a las cosas materiales, vivíamos a prisa y buscábamos el placer inmediato, el trabajo ocupaba nuestro mayor tiempo y dejábamos de lado la familia, los amigos, las convivencias y celebraciones importantes.

Poco a poco fuimos perdiendo sensibilidad, el egoísmo, la indiferencia marcaron el ritmo de nuestra rutina diaria.

Porqué esperar a que llegue una mala noticia, una enfermedad, una desgracia para cambiar nuestras prioridades, nuestra escala de valores.

Todo lo que tenemos aquí y ahora, es el presente, el mundo real, el que nos contiene y al que pertenecemos.

El presente es el tiempo en el que vivimos, el pasado ya no está y el futuro no ha llegado.

Hacer cosas por los demás nos produce una gran satisfacción y que mejor disfrutar cada encuentro que tenemos con alguien, con alegría, gozo, compartir grandes momentos con aquellas personas que convivimos en nuestro día, día.

Aprendamos de las consecuencias que generaron nuestros actos para evitar repetir aquellas que no deseamos que ocurran más en nuestra vida.

La fragilidad de la vida nos lleva muchas veces a cometer errores, no le damos importancia a los pequeños momentos, instantes.

Nos enfocamos en cosas banales que creemos tienen mayor trascendencia, vamos perdiendo personas quizá, momentos, tiempo que no se recuperará.

A partir de este momento tomemos decisiones valiosas que determinen el rumbo de nuestra vida, depende de cada uno de nosotros elegir el aprendizaje, el valor y lo rescatable de cada situación para recatar lo mejor e intentar cambiar aquello en lo cual hemos errado y nos ha ocasionado pérdidas y desgracias.

La vida no espera, no dejes escapar la oportunidad de arriesgar, intentar, cometer errores, levantarte y continuar experimentando cosas nuevas todos los días de tu existencia.

El pasado y el futuro no existen solo están en nuestra mente, es el presente el espacio temporal disponible en el que podemos actuar, cambiar, crear y trabajar por todo aquello que deseamos hacer realidad.
Fuente: Andy Cornejo
TW: andy11_c  
FB: Andy Cornejo
Correo: [email protected]

 

- Publicidad -

No Te Pierdas: