Seas o no amante a los “Beats” esta película te cautivara de principio a fin debido a la combinación de sus diversos temas sociales, musicales y culturales.

Una película ambientada en la Escocia de 1994, época en la que se intentaba frenar el movimiento free party y los raves que se llevaban acabó. Esta historia nos cuenta la vida de Johnno y Spanner, dos chicos amantes del tecno, los cuales se separaran tras el verano luego de que decidan meterse de lleno en el mundo de las fiestas y de las manifestaciones contra las regulaciones de la cultura rave.
El film fue producido por Steven Soderbergh y dirigido por el escoses Brian Welsh, mientras que el guion de la obra estuvo a cargo de Kieran Hurley y del mismo Welsh, el cual decidió que se grabase en blanco y negro con el fin de hacer una alusión al recuerdo.

“Esta película es absolutamente clave para la historia. 1994 fue también el año en que tuvimos un nuevo y brillante líder aspiracional del Partido Laborista. Recuerdo la sensación de optimismo y emoción que la gente sentía en ese momento, tal vez sin darme cuenta de que lo que vendría en los próximos años era, en última instancia, una verdadera sensación de traición. Realmente dividió a las comunidades aún más, en términos de aquellos que pudieron incorporarse con el Thatcherism recién empaquetado, y aquellos que no pudieron. Si miras a tu alrededor ahora, esas divisiones son absolutamente enormes, detalló el director para screendaily”

Por estas razones y muchas más debes de ver “Beats”, seas o no amante a esta música, pues el film te aportará un conocimiento sobre la cultura y la historia del género.