El pasado sábado la estrella de “El Príncipe De La Canción” se desvaneció en el cosmos, dejando así a nuestro México en la oscuridad musical.

José Rómulo Sosa Ortiz mejor conocido como José José murió este sábado 28 de septiembre en Miami, Florida a los 71 años de edad por complicaciones de salud ocasionadas por el supuesto cáncer de páncreas que padecía el intérprete mexicano.
A pesar del escándalo que se desato por las causas de su muerte y la desaparición de su cuerpo no, nos enfocaremos en eso, pues preferimos recordar el legado musical de “El Príncipe de la Canción”, ya que al final es lo único que importa y no las formas y los pleitos que se pueden desatar tras su muerte.
50 años de trayectoria musical son los que avalan a José José como uno de los más grandes intérpretes de la balada y el bolero que han existido en la historia de nuestro país e incluso de América Latina y del mundo, pues el intérprete mexicano cuenta con innumerables reconocimientos y premios nacionales e internacionales, además de romper varios records de ventas de discos.
Algunos de sus producciones discográficas más exitosas fueron “Mi Vida” que vendió en 1983 tres millones 500 mil copias, “Reflexiones” que alcanzó nuevamente en 1984 tres millones de ventas, “Promesas”, con dos millones en 1985 y ya para 1990 logró superar las tres millones de ventas con su álbum “En las Buenas y en las Malas” y ojo a esto no le sumamos las múltiples presentaciones que tuvo en nuestro país y en el extranjero, por lo que la fortuna que alcanzó es incalculable, sin embargo la fiesta, los amigos, las mujeres, las propuestas de negocios y el alcohol acabaron con la fortuna del cantante al grado de vivir solamente de sus regalías.

“Secretos” consiguió 20 discos de oro y platino por número de ventas.  
Con un enorme legado musical el nacido en Azcapotzalco nos regaló inolvidables interpretaciones, pero tal vez una de las más icónicas y recordadas fue la que nos regaló en 1970 en el II Festival de la Canción Latina, donde interpretó el tema que lo llevaría a dar el salto a la fama internacional “El Triste”, lamentablemente no logró quedarse con la primera, ni con la segunda posición, pues quedó en tercer lugar lo que en aquel entonces genero mucha polémica, ya que todo mundo creía que él había sido el ganador absoluto.

En 2005 gano el Premio Grammy por “Persona del Año”, reconociendo así su trayectoria musical.
De esta manera recordamos a la última estrella de la balada romántica, la última estrella que se desvaneció en el cosmos y dejó la tierra terrenal, donde le recordaremos por siempre y para siempre.

¿Sabías que?

No solo era cantante, pues también protagonizo películas como “Perdóname Todo”, “Gavilán o Paloma” y “Sabor A Mi”, claro estás son solo algunas de las cintas que grabó el afamado barítono.

 También puedes leer: 

CHARLES ANS: “PRIMERO PERSONA ANTES QUE ARTISTA”