La música jamaiquina enamoro los corazones de todo el mundo con sus letras pacifistas y amorosas.

La UNESCO destacó el aporte que hace este género musical a la reflexión internacional sobre los temas de la justicia, el amor y la condición humana. Además de ello la organización resalto que al principio fue una forma de expresión de las comunidades marginadas, pero con el tiempo este género musical abarco amplios sectores de la sociedad sin hacer ninguna distinción o discriminación de alguna etnia, religión o preferencia sexual.

Este género musical nació en Kingston en la época de los 60’s, el reggae expresa los momentos complicados y las batallas que no se podían evitar, pero no todo son luchas y momentos difíciles, pero lo que hace a este género tan especial es que es una música alegré y cuenta con un ritmo muy particular y bailable.

Bob Marley fue sin duda alguna fue su máximo exponente, el jamaquino se convirtió en una estrella internacional gracias a sus temas “No Woman, No Cry” y “Get Up, Stand Up”

“Su contribución al discurso internacional sobre temas de injusticia, resistencia, amor y humanidad subraya la dinámica del elemento, siendo al mismo tiempo cerebral, sociopolítico, sensual y espiritual”, dijo la UNESCO en un comunicado.

¿Y tú qué opinas? ¿Estás contento con el reconocimiento?